Información

Estimado cliente: Usted ha seleccionado el idioma "español".

En la actualidad solo realizamos envíos a Alemania, Francia, Austria, Países Bajos y Gran Bretaña. ¡Muchas gracias!

El equipo de la tienda en línea de WMF

WMF utiliza cookies para poder adaptar el sitio web lo mejor posible a las necesidades de nuestros visitantes. Al utilizar este sitio web, acepta que los cookies se almacenen en su ordenador. Información adicional:  Declaración de la política de privacidad .

Cuando se habla acerca de cocinar al horno se piensa rápidamente en los moldes para hornear KAISER, pues la marca KAISER es sinónimo de inspiración, creatividad y disfrute. Ya sea para preparar, hornear, decorar o servir, los productos KAISER son accesorios fiables para el horneado en casa. Moldes para hornear tartas, moldes para gratinados, accesorios tanto para exquisiteces dulces y saladas como para pasteles con creativas decoraciones de confite, troqueles para galletas, moldes para muffins y cake pops y mucho más acompañan de manera competente a los amantes de la cocina en cada paso del proceso de horneado. Tanto para especialidades dulces como saladas, la marca KAISER fomenta el amor a la cocina casera y está siempre presente como ayuda fiable en todo el mundo para aquellas personas que se enorgullecen de sus resultados a la hora de hornear.

Con KAISER, el cierre hace clic con toda seguridad: SafeClicK.

Gracias a su forma y su tamaño diseñados con minuciosidad, el nuevo cierre SafeClicK de los moldes desmontables La Forme Plus le permite manipular sus manjares de modo fácil y seguro. Basta con una maniobra para abrir el anillo. A continuación la fuente integrada le permite decorar a gusto su obra maestra y después servirla en la mesa. Con 10 años de garantía y perfectas propiedades antiadherentes gracias al revestimiento cerámico KAIRAMIC, todos los moldes de la serie cumplen con las más altas exigencias. Mediante el desarrollo continuo de sus moldes desmontables La Forme Plus, la marca KAISER vuelve a establecer nuevos estándares en el mundo del horneado.

Ventajas de KAISER SafeClicK

  • Perfecto revestimiento antiadherente KAIRAMIC®, base de esmalte resistente a los cortes, protección segura contra goteo y calidad extra fuerte
  • Cierre SafeClicK original con diseño KAISER
  • Apertura y cierre 20 % más sencillo*
  • Superficie de manipulación 40 % más grande con háptica optimizada*
  • Anillo de molde desmontable de apertura completa
  • Apto para zurdos y diestros

*Disponible a partir de mayo de 2017

KAISER, desde hace más de 90 años

En 1919, Wilhelm Ferdinand Kaiser fundó un comercio al por mayor para artículos de metal en los Montes Metálicos y desde ese momento la empresa experimenta un crecimiento incomparable: de pequeña empresa pasa a convertirse en empresa líder del mercado de moldes y accesorios para hornear. Después de la segunda guerra mundial, la empresa empieza desde cero y se expande rápidamente. En 1978 se traslada la sede de la empresa a Diez an der Lahn, donde sigue actualmente.


El motor de crecimiento más determinante ha sido y continúa siendo hoy en día el instinto refinado en cuanto a las necesidades de los clientes. Porque el éxito de una marca se basa en productos que facilitan la vida de los usuarios y que responden al espíritu de la época. Esto incluye ante todo innovaciones que con creatividad y mucha pasión establecen una y otra vez nuevos estándares en el mundo del horneado. En 1968, por ejemplo, KAISER fue el primer fabricante a nivel mundial que introdujo en el mercado los moldes para hornear con recubrimiento antiadherente. Se trató de una pequeña revolución y del nacimiento del molde para hornear que hasta hoy en día se considera el «original».

Unos pocos años después, la serie La Forme también puso un molde desmontable con una base completamente lisa a disposición de los aficionados al horneado. Con la serie La Forme Plus se introdujeron otros avances como, por ejemplo, los moldes para hornear con base a prueba de derrames o el primer molde desmontable cuadrado. En esta serie se introdujo una innovación especial. Los moldes para hornear KAISER se produjeron por primera vez con un recubrimiento antiadherente cerámico propio y fabricado en Alemania: KAIRAMIC®. Esto fue único en el mercado. Además, los moldes para hornear recibieron un cierre de diseño completamente novedoso que permite desbloquear el molde de manera cómoda y sin problemas con un solo movimiento. Se fueron sumando otras innovaciones que una y otra vez resultaron en excelentes productos para hornear.

KAISER se presenta así como una empresa que demuestra su competencia en todos los sectores con su amplia gama de productos y que en toda ocasión responde con valentía a las exigencias del futuro.


Para mí, para ti. Con KAISER.

 

Tarta de queso Ombre de KAISER


Ingredientes

Para el bizcocho:

Aprox. 12 galletas de mantequilla con cacao
80 g de mantequilla derretida
1,5 cucharadas de azúcar

Para la crema:

8-9 hojas de gelatina
600 g de cuajada
300 g de mascarpone
100 ml de nata para montar
180 g de azúcar glas
2 paquetes de azúcar de vainilla
aprox. 500 g de arándanos
Zumo de 1 limón

Para decorar:

Baño de chocolate amargo
Arándanos

Preparación

  1. Desmenuzar las galletas, derretir la mantequilla. Mezclar la mantequilla y las galletas y batir con el azúcar. Introducir en un molde desmontable LaForme Plus de 20 y aplastar con una cuchara. Colocar la base en la nevera.

  2. Ablandar la gelatina. De preferencia por separado. (Nosotros utilizamos 3 recipientes para 3 hojas cada uno).

  3. Batir la nata y enfriarla.

  4. Mezclar la cuajada, el mascarpone, el azúcar glas, el azúcar de vainilla y el zumo de limón con el batidor hasta obtener una masa lisa.

  5. Triturar los arándanos.

  6. Colocar un anillo de tarta alrededor de la base de la tarta. Separar la masa de cuajada en tres y mezclar 2 de las 3 porciones con la cantidad deseada de arándanos. Añadir una vez más y una vez menos (según el gusto y el resultado de color deseado).

    a. Preparar la primera porción (más oscura) y colocar las otras dos porciones en la nevera. Disolver 1 porción de gelatina y mezclar rápidamente con la porción más oscura. Añadir 1/3 de la nata enfriada y revolver nuevamente. A continuación medir aprox. 0,5 l y verter en la base de la tarta. 
    Enfriar durante al menos 2 horas.

    b. Repetir el mismo procedimiento con la siguiente porción de masa de cuajada. Verter igualmente y esperar nuevamente 2 horas hasta que la masa esté firme. Repetir el mismo procedimiento por última vez con la última porción de cuajada.  
    Dejar enfriar nuevamente por completo toda la noche o por lo menos durante 4 horas.

  7. Separar la tarta del molde y decorar con chocolate, con arándanos y con flores comestibles.