Información

Estimado cliente: Usted ha seleccionado el idioma "español".

En la actualidad solo realizamos envíos a Alemania, Francia, Austria, Países Bajos y Gran Bretaña. ¡Muchas gracias!

El equipo de la tienda en línea de WMF

WMF utiliza cookies para poder adaptar el sitio web lo mejor posible a las necesidades de nuestros visitantes. Al utilizar este sitio web, acepta que los cookies se almacenen en su ordenador. Información adicional:  Declaración de la política de privacidad .

Perfect Premium

Perfectamente bajo control

Nueva Perfect Premium fabricada en Alemania






Presentamos Perfect Control: Perfectamente bajo control.


La olla rápida Perfect Premium ofrece la máxima calidad y altos niveles de seguridad. Y está hecha en Alemania. Tiene dos niveles diferenciados de cocción, para cocinar carne o verduras a la presión correcta, ahorrando tiempo y energía. Un detalle práctico: el mando de control todo en uno. Es fácil y cómodo de utilizar, y controla al instante todos los ajustes.

La olla se abre y cierra con solo un clic. Y solo hace falta una mano para seleccionar el nivel de cocción y para liberar el vapor. El mango desmontable se puede lavar a mano de forma rápida y completa bajo el grifo. Todas las demás piezas, con excepción de la junta de la tapa, se pueden lavar en lavavajillas.

Otra ventaja: como la tapa está cerrada en todo momento, la cocina no se llena de olores. Como se ahorra tiempo durante el proceso de cocción, resulta más fácil preparar a diario platos sanos y originales. Esta nueva olla rápida es un artículo imprescindible en cualquier cocina.


Cierre todo en uno

El cierre de Cromargan® todo en uno está integrado en el mango desmontable y se emplea para manejar las funciones de la olla rápida.Es muy intuitivo, fácil de usar y se maneja con una sola mano.

Se emplea para abrir y cerrar la olla rápida, para seleccionar un nivel de cocción y para regular la liberación automática de vapor.


¡Descubre Perfect Premium!
Encuentra con nuestro buscador la tienda más cercana.



Una Olla, muchas posibilidades

La olla rápida es ideal para cocinar toda clase de alimentos: verduras, carne y pescado, cereales y legumbre. También ofrece resultados excelentes con sopas, guisos, comidas ligeras y alimentos infantiles. En pocas palabras, es un todoterreno que debería estar presente en todas las cocinas. Por no hablar del tiempo que ahorra. En la cocina asiática hay centenares de platos en los que las legumbres, como los garbanzos o las lentejas, tienen un gran protagonismo, y que parecen predestinados para la olla rápida. Por ejemplo, las lentejas tardan hasta 40 minutos en hacerse al modo tradicional; sin embargo, en una olla rápida se cocinan en apenas 15 minutos, gracias a la presión extrema y la alta temperatura. Eso representa un ahorro de tiempo... ¡del 70 %! Y un ahorro de energía en torno al 50 %.




Las ventajas adicionales de la olla a presión son las vitaminas, los nutrientes y los minerales que se conservan en gran parte a través del proceso de cocción suave que deja con ganas de más. Los consumidores más aficionados a la olla rápida se pueden encontrar por tanto en las cocinas de los países mediterráneos.. Los italianos y los españoles, por ejemplo, amamos las verduras: todo lo que crece en nuestros propios huertos con una diversidad inigualable. Una olla a presión transforma tomates, pimientos, calabacines y berenjenas en cremas picantes, entrantes, salsas aromáticas y sopas en poco tiempo. Cabe recalcar el hecho de que prácticamente todas las partes saludables de las verduras se conservan en el plato terminado gracias al tiempo de cocción reducido en una olla cerrada, un factor diferencial para casi la mitad de todas las personas interesadas en comprar una olla Perfect en todo el mundo.





Fabricado en Alemania.


WMF tiene una larga historia de producción de de alta calidad en las instalaciones propias de la compañía en Alemania. Fundada en 1853 en Geislingen an der Steige, las marcas que componen el Grupo WMF representan lo mejor en utensilios de cocina. Fabricados en Alemania, con más de 160 años de historia; la compañía todavía mantiene su sede en Geislingen hasta el día de hoy, donde se producen utensilios de cocina de alta calidad y utilizando lo último en tecnología punta. Métodos de producción novedosos y líneas de producción automatizadas.


Wolfgang Wiedmann trabaja en una de las instalaciones más modernas del mundo, donde más de 6500 ollas rápidas se producen a diario. Wolfang tiene 61 años y trabaja en la planta de WMF en Geislingen desde 1981; pertenece a la plantilla de 180 empleados en esta línea de montaje.

Cada uno de ellos tiene un papel clave, de hecho pese a que gran parte del trabajo en el la línea de producción está hecha por robots, hay muchas tareas en el proceso que solo se pueden hacer a mano para garantizar los más altos estándares de seguridad posibles y la calidad del producto.

El personal está especialmente orgulloso de las ollas rápidas WMF. No solo han recibido numerosos premios, sino que también cuentan con el codiciado sello de seguridad TÜV. Sus características más extraordinarias son la tecnología de sellado, desarrollado y mejorado constantemente durante décadas; el control de la olla recae por completo sobre el mango, clave en todos los modelos. "No lo ofrece ningún otro fabricante" explica Wiedmann.


El sofisticado sistema del mango Perfect, que también tiene un gran número de funciones de seguridad, así como una amplia gama de funciones para una cocción simple, rápida y precisa, está hecho de más de 40 piezas. Cada mango todavía se ensambla a mano, un trabajo delicado que requiere la máxima precisión. No hace falta decir que los empleados también ponen todo su esmero en la fabricación del resto de la olla. Este cometido implica más de una docena de pasos finamente coordinados.

A todo lo explicado previamente deben añadirse los exhaustivos y minuciosos estudios de calidad, cuyas características deben respetarse estrictamente.